Autor: 
Osmany Pedraza

En diciembre de 1977, hace 43 años, se celebró en Sancti Spíritus la Final Nacional Masculina de ajedrez, que terminó en un triple empate entre los maestros internacionales Gerardo Lebredo, José Luis Vilela y el juvenil villaclareño —también MI— Jesús Nogueiras Santiago.

Los estatutos de la Federación Cubana de Ajedrez (FCA) establecían que en caso de empate múltiple se desarrollaría un match-torneo a doble vuelta, así se había decidido el de 1975, pero por razones que desconocemos no se efectuó en esta ocasión, y fueron declarados tres campeones de Cuba.

De haberse efectuado en la actualidad, donde se aplica el Sonneborn-Berger o el resultado particular como primer desempate, la victoria hubiera correspondido al joven de Santa Clara, pues fue el de mejor sistema con 123.50, mientras que los capitalinos acumularon 117.25 en cada caso.

Tanto Nogueiras como Vilela terminaron invictos, con 8 triunfos y 11 empates, en tanto Lebredo ganaba 10 partidas, pero perdía en dos ocasiones, ante Adelquis y Estévez, el propio Adelquis fue el otro máximo ganador, también con 10.

Al año siguiente, en el Hotel Caonao, de Camagüey, repitió Jesús Nogueiras el título, pero esta vez en solitario, con 16 puntos de 21 posibles, dejando la plata para su coterráneo Guillermo Estévez y el bronce para el constante Vilela. El GM villaclareño ganaría luego otros tres campeonatos, 1984, 1991 y 2000.